Actividades

sábado, 11 de octubre de 2014

Equilibrando (o desequilibrando) a los pepinos

Entre los cultivos que hacemos en Almería el pepino es una "rara avis". Mientras sufrimos para cuajar tomates, pimientos, berenjenas y judías -y no digamos melones y sandías- y andamos todos los días con la mochila a cuestas para conseguir que los calabacines no se nos chupen, las modernas variedades partenocárpicas de pepino cuajan los frutos sin esfuerzo alguno; así que muchos creen que, puesto que no hay que pelear el cuajado, basta con llevar los pepinos como burros para obtener una buena cosecha... Nada mas lejos de la realidad; como cualquier buen pepinero sabe, tan malo es llevar un pepino demasiado fuerte, como llevar un pepino demasiado flojo, o -en palabras más técnicas- tan malo es para obtener una buena producción que la planta vaya demasiado vegetativa como que vaya demasiado generativa. Como en todo lo que tiene que ver con el manejo de un cultivo, es evidente que en la aparición de todos los problemas que vamos a describir hay un marcado componente varietal, pero este hecho no hace sino ratificar que en los pepinos, como en cualquier otra planta, lo más importante es el manejo de cultivo, que -aunque siguiendo unos parámetros generales- debe ajustarse ligeramente para cada variedad..
Los primeros síntomas de que un pepino va demasiado fuerte son los que aparecen en la primera imagen. Los sépalos gigantes son el primer síntoma y más una anécdota que un verdadero problema. Más serio es el macheo, que no es otra cosa sino la aparición de flores macho en plantas en principio partenocárpicas, aunque al final la planta suele acabar regulándose por si misma y produciendo frutos comerciales[1] Las "flores pegadas" parecen un problema menor, pero conforme el fruto alcanza su tamaño comercial terminan degenerando en un cierre pistilar demasiado grande -el denominado "culo de mono"- que es un defecto de calidad grave[2] Si además el problema aparece en épocas húmedas la cosa se complica, pues estos enormes cierres pistilares son una perfecta vía de entrada para la Didymella bryoniae (la cada vez más complicada micofarela), que puede infectar los frutos desde dentro, pasar inadvertida durante la confección y provocar costosísimas reclamaciones de cliente (hablé de ello aquí) Pero sin duda el problema más grave es el que podéis ver en la segunda foto -que me han enviado por email y que esta tomada en otro cultivo-: la aparición de estructuras vegetativas -tallos o zarzillos- en los frutos, pues es evidente que esos frutos no se podrán comercializar.
Si bien el origen fisiológico del problema debe ser de naturaleza hormonal -a fin de cuentas son las hormonas endógenas las que controlan todo el desarrollo de la planta-, la causa agronómica es un manejo inadecuado del cultivo que propicia un exceso de la tendencia vegetativa (que no es lo mismo que el vigor)[3] El uso de dotaciones de riego cortas y frecuentes -que reducen el volumen radicular-, conductividades eléctricas demasiado bajas en la solución del suelo, la humedad relativa excesiva, el exceso de sombreo -que además de reducir la fotosíntesis, incrementa la humedad relativa- y los niveles bajos de CO2 aumentan la tendencia vegetativa y -evidentemente- lo contrario aumenta la tendencia generativa; a pesar de lo que muchos opinan, sinceramente creo que los niveles de nitrógeno no son definitivos en este aspecto, aunque los niveles altos refuerzan la tendencia vegetativa... Vamos, que una planta vegetativa se volverá más vegetativa aún si nos excedemos con el nitrógeno, pero -si no actuamos sobre los factores ambientales- una planta generativa seguirá siendo generativa aunque solo la abonemos con 33,5 (sobre esto ya hablé hace pocos días aquí) Pero variar drásticamente estos parámetros ambientales siempre es arriesgado, y en una planta con un metabolismo tan rápido como el pepino aún lo es más. Cambios bruscos en el riego, la ventilación, el blanqueo y/o la conductividad de abonado justo antes de entrar en producción pueden ser desastrosos, de hecho la tercera foto muestra pepinos curvados -evidentemente por éstres- en la misma finca donde se tomaron las fotos de la primera imagen. La aparición del macheo y los culos de mono disparó las alarmas, se cambiaron radicalmente el abonado y el riego, y pasamos de un extremo a otro; si me permitís el símil automovilístico, en ese cultivo de pepino se pasaron de frenada y contravolantearon en plena curva, pero acabaron brincando los pianos y haciendo un trompo en la hierba del arcén interior... Y este es un error demasiado extendido en el pepino, que muchos manejan con unos aportes de abono ridículamente cortos y desplazados hacia el nitrógeno durante la floración, cambiando drásticamente a aportes brutales de nitrato potásico justo antes de entrar en producción; resultado: plantas exuberantes que abortan, curvan o chupan todos los pepinos de la parte alta de la caña. Como acertadamente ha apuntado el compañero Sergii en su comentario del post anterior, los pepinos en plena floración tienen una demanda de abono mucho más alta que durante el engorde, y es en ese momento (en el que además aún no se está regando demasiado) cuando debemos subir la concentración del abonado para garantizar que la fertirrigación cubra las necesidades de la planta.
Para terminar unas fotos de dos espectaculares cultivos de pepino realizadas el viernes por la mañana. En el hidropónico la variedad es Pradera (Rijk Zwaan) mientras que en el suelo es Borja (Enza Zaden) y ambas se plantaron a caballo entre finales de agosto y primeros de septiembre. El manejo en ambos casos ha sido muy simple, tratando siempre de mantener a la planta en equilibrio: abonado estándar equilibrado -el mismo desde el inicio hasta el final- manteniendo unos aportes sobre el agua de riego de 1,3 a 1,5 dS/m, riegos siguiendo la demanda de la planta, eliminación progresiva del blanqueo a partir del inicio de la tercera semana de cultivo (primero golpeo de la cubierta, a los 7 días limpieza con agua de la raspa de levante, 7 días después limpieza con agua de la cara de poniente, rulo después de las lluvias) y ventilación desde el inicio del cultivo. Con el septiembre tan caluroso que hemos tenido se optó por quitar el blanqueo de forma progresiva, así que la planta alcanzó el alambre sin apenas flores y con un vigor más bien bajo, pero con un porte que ya permitía a la planta mantener una humedad relativa decente en la finca con su sola transpiración -incluso, como podéis ver, en un invernadero tan seco como un hidropónico, en el que se retiró el acolchado para aumentar algo la evaporación del suelo-. Una vez que las plantas notaron la luz, la mejora de la tasa fotosintética aumento el vigor de las plantas, que además fueron enfrutando progresivamente; ahora mismo toda la caña está asegurada, no ha habido un agolpamiento de frutos en los pisos más bajos de la planta y ese equilibrio ha permitido el desarrollo de los frutos de los pisos más altos. No se han usado enrraizantes, ni vigorizantes, ni aminoácidos, ni pamplinas de ningún tipo, simplemente un manejo cuidadoso y progresivo del clima y el riego; esto -combinado con una chispa de suerte- es más que suficiente para sacar un buen cultivo de pepinos sin perder frutos en la caña. Como me dijo mi primer maestro en esto del peritaje el primer día que me subí a su furgoneta de perito: "La agricultura la inventaron los mesopotámicos y entonces lo importante era el clima, el riego y las faenas. Han pasado 9000 años y hemos inventado muchas cosas, pero lo importante sigue siendo el clima, el riego y las faenas"... Han pasado 17 años -y muchísimas cosas- desde aquello, pero no dejo nunca de tener presentes -y de agradecer infinitamente- aquellas palabras...


[1] El hecho de que la planta deje de machear si se elimina el ápice en crecimiento parece indicar de que el origen fisiológico del problema puede ser un desequilibrio hormonal a favor de las auxinas que se corrige al eliminar el ápice, que es la zona donde se sintetizan estas hormonas. Sin embargo, la estrecha relación existente entre los niveles endógenos de todas las hormonas vegetales no permite descartar la influencia de otras familias hormonales en este proceso, más aún cuando la ciencia ha demostrado que en muchas especies de cucurbitáceas los niveles endógenos de etileno tienen un papel principal en la diferenciación del sexo de la flor.
[2] Que las flores pegadas aparezcan en pepino después de aplicaciones foliares con auxinas de síntesis, también parece reforzar que en estos problemas estén implicados este grupo de hormonas, aunque desconozco si existen estudios serios al respecto.
[3] Por vigor debe entenderse la capacidad de la planta para fabricar y movilizar carbohidratos, pero esos carbohidratos pueden ser destinados al crecimiento (y entonces hablamos de tendencia vegetativa) o a la producción de estructuras reproductivas, o sea frutos (y entonces hablamos de tendencia generativa) Evidentemente, el objetivo de cualquier técnico o agricultor en Almería debe ser que cuando se alcance la recolección sus plantas sean vigorosas y estén suficientemente generativas.

22 comentarios:

  1. Me siento muy mal,todo lo malo que dice este post lo tengo yo en mis pepinos y los dos peritos que me visitan lo ven todo normal.Como me puedo poner en contacto contigo entomofilico.

    ResponderEliminar
  2. Compañero sabes perfectamente que hay productos, muy pocos la verdad, que realmente tienen una función demostrada de vogorizantes, no pretendo con esto entrar en discusiones contigo, pero cuando algún producto funciona funciona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no he dicho que no tengan efecto, sino que no son necesarios.

      Como decía Cela: "no es lo mismo estar jodido, que estar jodiendo"

      Eliminar
  3. Buenisima la entrada de hoy!! Con muchisima e interesante información sobre los principales problemas que pueden aparecer en este cultivo. MIs felicitaciones!

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. como te sientes después de 24 horas sin un solo comentario a tanta parrafada?

    ResponderEliminar
  5. Muy buena la información como siempre, es lo que muchos esperamos de este blog, mis felicitaciones. Gracias.

    ResponderEliminar
  6. hola, me gustaria saber si para tratar el mildiu en los pepinos es igual de efectiva una "marca blanca" del previcur que este mismo, los digo mas que nada por el tema de ahorrarte unos eurillos, ahora bien si el previcur es mas efectivo prefiero gastar este, pero si la efectividad es la misma, para que gastar mas no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que haya grandes diferencias en cuanto a efectividad contra el mildiu, pero en cuanto a la agresividad sobre la planta si puede haber grandes diferencias entre marcas... Todo es cuestión de probar a pequeña escala y valorar.

      Eliminar
    2. Un punto mas importanteque el fitosanitario para el mildeo es el periodo entre fumigaciones En otoño e invierno. con una climatologia continua sin escesivos altibajos cada 15 dias y con dos productos diferentes una fumigacion con uno y la siguiente con otro. Que productos?, eso lo dejo en manos de cada uno.

      Eliminar
  7. Desde el punto de vista nutritivo. Cuales son las claves para una nutricion vegetativa y otra nutritiva.
    Cual es la solucion ideal para cultivo en suelo en las dos etapas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi opinión la clave no está en la nutrición, sino en el manejo del ambiente (o sea, en el manejo del clima y del riego) Otra cosa es que una planta vegetativa consuma más nitrógeno -porque está empleando la mayor parte de sus energias en formar hojas- y una planta generativa consuma más potasio -porque está empleando la mayoría de sus energias en producir frutos-.

      Centrándonos en el pepino y por decir algo, al principio (en la fase más vegetativa) se puede trabajar con 13-14 mmol/l de nitratos y unos 6 mmol/l de potasio, y en la fase más generativa (floración y engorde de frutos) subir el potasio a 7 o 7,5 mmol/l. Pero estos cambios son pequeños detalles, cuya importancia es mucho menor que ajustar bien el riego y mantener un clima adecuado en el invernadero.

      Eliminar
  8. Buenas llevo leyendo esta pagina bastante tiempo (la cual me parece fantastica) y nunca me ha dado por comentar. Lo primero me presento me llamo Francisco y soy de la comarca de la axarquia de Málaga. Agricultor también como muchos de vosotros. Cultivo bajo plástico y al aire libre. Enhorabuena por la pagina. Ahora metiendosnos en faena del campo, como va este ano por Almeria el virus del Nueva Dheli en calabacin? está mas controlado que el ano pasado? gracias

    ResponderEliminar
  9. El virus apenas se ve, eso fue el año pasado que se cargó algunos calabacinos, menos de los que la gente va diciendo por ahí, pero este año apenas hay nada, eso ha sido un negocio que entre las casas de semillas y los peritos nos metieron el miedo para que comprásemos semillas resistentes que yo no pienso hacer, yo voy a seguir con mi sinatra. el miedo es libre y algunos lo cogen todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hay que ser tonto para decir que los peritos querian que compraramos plantas antivirus ¿acaso hay alguno a la venta? vaya borrico.

      Eliminar
  10. Este año hay menos Nueva Delhi por Almería. Sin embargo ahora mismo están apareciendo muchas plantas con síntomas en los pepinos de la Costa de Granada... No hay que bajar nunca la guardia con la Bemisia.
    Y no sé que semillas resistentes queríamos venderte, compañero anónimo, porque todavía no hay ninguna variedad resistente y ya veremos si alguna vez tenemos alguna.

    ResponderEliminar
  11. Creo que no existe ninguna variedad resistente. Yo también siembro Sinatra y me va muy bien
    Esperemos que sea un buen invierno de precios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. como sea como el año pasado... que tiene pinta ya que si ahora valen luego no creo que valgan

      Eliminar
  12. Todas esas teorias las utilizaba hace 17 años y hoy gracias a Dios las he superado. Yo soy de esos técnicos malos. Me va muy bien igual que a otros.

    ResponderEliminar
  13. También he oído hablar del Atlantis de Fito. Alguno lo conocéis? Es igual de productivo con frio que Sinatra?

    ResponderEliminar
  14. También he oído hablar del Atlantis de Fito. Alguno lo conocéis? Es igual de productivo con frio que Sinatra?

    ResponderEliminar
  15. Yo si lo conozco, y creo que de productivo como Sinatra ahora mismo no hay ninguno.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...