Actividades

domingo, 17 de mayo de 2015

Más sobre el polen del pimiento

Ya en esta entrada se habló sobre el polen del pimiento y alguna gente preguntaba sobre las colmenas en este cultivo. Aquí
El desarrollo del polen durante la floración es como sigue:
I-Primordio con los lóbulos del cáliz cerrado, los pétalos no son visibles, menos de 2,5 mm. 14-17 días para la antesis.
II-Los lóbulos del cáliz comienzan a separarse, 3-4 mm, entre 3-4 mm, 9-13 días para la antesis.
III-Mayor separación de los sépalos, los pétalos se hacen visibles, 4,5-6,5 mm, 6-8 días.
IV-Maduran las microsporas, la exina se hace más gruesa y ornamentada, 7-8 mm, 3-5 días para florecer.
V-Pétalos doble largos que los sépalos, 8,5-11 mm, granos de polen formados, 1-2 días para la antesis.

Pues bien, durante este proceso, la fase I y la V son muy sensibles a las temperaturas muy altas o muy bajas. La consecuencia de esto es que en épocas muy frías o muy cálidas las colmenas no sirven para polinizar el pimiento puesto que el problema es que el polen es deficiente y no fecunda a la parte femenina de la flor. Y en el pimiento sin polinización no hay fruto de calidad.

sábado, 9 de mayo de 2015

Solarización, uso responsable del agua.

Llevo bastante tiempo sin publicar en HOMOAGRICOLA, y aprovechando que llega el tiempo de las desinfecciones aprovecho para dar unas pequeñas recomendaciones respecto al uso del agua, el agua en el Poniente es un recurso escaso y se tiene que usar de forma responsable. 

LA SOLARIZACIÓN.

Desde hace años se está imponiendo en la Comarca del Poniente el método de desinfección por solarización, método en el que no se suelen utilizar productos químicos ni fitosanitarios para la desinfección del suelo. Este método consiste en la instalación de un acolchado plástico, plástico transparente de 80-100 galgas de espesor, sobre toda la superficie del suelo del invernadero. Tras instalar el plástico se realizan una serie de riegos hasta poner el suelo a capacidad de campo, el acolchado evita que el agua se evapore, el agua alcanza una temperatura de hasta 70ºC, aunque la temperatura no es muy elevada si se mantiene durante largo tiempo, se mantiene el acolchado durante 40-60 días, con lo que se eliminan la mayoría de organismos fitopatógenos del suelo.

Características físico-químicas del suelo.

La capacidad de cada suelo para retener agua también es diferente lo que implica que tanto la cantidad de agua a aplicar con el riego para la solarización puede ser diferente dependiendo del tipo de suelo, ya que se aplicara el agua necesaria para llevar el suelo a capacidad de campo.

La Capacidad de Campo (CC) es el contenido de agua o humedad que es capaz de retener el suelo luego de saturación o de haber sido mojado abundantemente y después dejado drenar libremente, evitando pérdida por evapotranspiración hasta que el Potencial hídrico del suelo se estabilice (alrededor de 24 a 48 horas después de la lluvia o riego). Corresponde usando tensiómetros para medir el nivel de agua en el suelo a un suelo con una tensión de 5 a 10 cbar.

Sistema de cultivo en enarenado.

            El sistema de cultivo en enarenado utilizado en la Comarca del Poniente consiste en la adición al suelo natural, previamente rotulado y nivelado de una capa de tierra franco arcillosa de 40 a 60 cm de espesor, sobre esta, una capa de materia orgánica (estiércol, compost) de 2 a 3 cm y sobre esta, una capa de arena de 10 a 15 cm (Fig.3).

La arena evita la evaporación del agua del suelo, la perdida de materia orgánica y proporciona aireación al suelo y a las raíces evitando la formación de costra superficial.



Fig. 3. Bulbo húmedo.

            En la gráfica anterior se muestra el comportamiento del agua y del sistema radicular dentro del bulbo húmedo, las raíces se desarrollan casi en su totalidad dentro del bulbo húmedo. El bulbo húmedo es donde tenemos que concentrar la máxima eficacia en la desinfección.

Recomendaciones.

            Es más eficiente realizar la solarización al mismo terminar el ciclo de cultivo ya que el suelo se encuentra a capacidad de campo al acabar el cultivo y solamente se tendría que aportar una pequeña cantidad de agua para sellar el plástico una vez colocado, se puede aportar junto con el riego de sellado algún producto desinfectante.

            Para realizar la solarización es necesario que el suelo este a capacidad de campo, tensiómetro entre 5-10 cbar, después de cultivo con un riego de 5-6 litros/m2, es suficiente.

El bulbo húmedo es la parte del suelo que se tiene que desinfectar, que es donde se ha desarrollado la parte radicular del cultivo, o donde en un futuro se va a desarrollar.

            Al aplicar el producto desinfectante es importante no realizar un riego muy largo ya que lo que interesa desinfectar es el bulbo húmedo, si el producto desinfectante pasa al suelo bajo el bulbo húmedo, este no llega a degradarse pudiendo subir al bulbo húmedo por capilaridad una vez plantemos y producir problemas de fitotoxicidad. Es conveniente no realizar un riego junto con el desinfectante de más de 5-6 litros/m2.

            Una vez aplicado el producto desinfectante o sellado el plástico no es conveniente realizar más riegos ya que lo único que se consigue es enfriar el suelo y la solarización pierde efectividad.

            En total para realizar la solarización de forma adecuada y siguiendo las pautas anteriormente descritas no es necesario usar más de 100.000-120.000 litros de agua por hectárea.

viernes, 8 de mayo de 2015

Grandes clásicos de los ochenta (I)

Alguna gente recordará que hace años casi no había peritos en el campo, pero los que había tenían bastante influencia. Los que empezábamos en esto de la agricultura nos entreteníamos leyendo cualquier cosa que cayese en nuestras manos. Las revistas agrícolas eran, entonces devoradas con avidez. Unos pocos fueron los pioneros y muchos aprendimos bastante de esa avanzadilla. Aquí pongo un ejemplo que viene al caso porque es tiempo de melones. El enlace del artículo de 1982 es este: El forzado del melón, por José Antonio Correa.

jueves, 7 de mayo de 2015

Nueva Delhi en melón

A ver si se acaban los problemas técnicos.
Fotos de frutos de melón con virus.

Cantaloup las dos de arriba y piel de sapo el de abajo.
Fotos de Oscar del Blanco y José Soler

martes, 28 de abril de 2015

Accción de Bacillus thuringiensis sobre batatilla

Hay alguna gente en el campo utilizando Bt para controlar la batatilla. Solo quiero hacer unas apreciaciones:
-Sobre Meloidogyne es activa la proteina Cry6A que se sepa, por ahora.
-Todas las cepas de Bt no producen los mismos cristales ni en la misma cantidad.
-Por lo tanto para llegar a controlar la batatilla se necesitan muchos estudios sobre cepas y dosis.
La foto es de aquí.

sábado, 25 de abril de 2015

Que cosa más fea

Y no digo más. Porque no debo.

miércoles, 22 de abril de 2015

Filigranas del trips en sandía

Yo nunca había visto estos síntomas así que transcribo lo que me manda Rosa, tal cual:

"La finca, de 7000 metros está en Rebeque, variedad Bengala con Dulce Maravilla. Pues el trips solo se iba al fruto de Dulce Maravilla o sea las negras, y a las sandías blancas no le atacaba.
Y solamente atacaba a los frutos que pegaban a los pasillos, nunca a los de otra parte del bancal. El daño en fruto lo hacían las larvas del trips, era poco adulto el que existía, solo comían en las líneas mas hundidas del fruto, lineas muy rectas, y los había por cientos en el mismo fruto.
Según Jose Eduardo Belda, de Kóppert es Frankiniella occidentalis. Con un simple pase con Spintor y abamectina no quedó ni un solo trips vivo, cosa muy extraña, porque A. swirski quedó bastante, después de ese tratamiento.

Rosa Herrero de Haro"


domingo, 19 de abril de 2015

En el alambre-No me nombres

Todos consternados porque un canal se mete con la agricultura del SE. ¿A quién beneficia este reportaje? A quien quiera comprar más barato. ¿Quién quiere comprar más barato? Los supermercados. ¿Quién le da dinero a Chanel 4? Los supermercados  a través de la publicidad. Siempre hay que seguir la pista al dinero. Y nosotros con el complejo de inferioridad y las lloreras le ayudamos mucho. El agricultor no ha conseguido ni siquiera el respeto de sus conciudadanos (eso de 14 kilos el metro y 1000 pesetas las judías, lo potencian él, cada día). Una mañana están de vacile y a la siguiente de llorera y así no se puede  tener credibilidad. Y para tener menos credibilidad aún esta noticia: Fitosanitarios ilegales. No aprendemos.

martes, 7 de abril de 2015

Más transferencia

Ya están accesibles las exposiciones de la jornada técnica de transferencia celebrada en Torre Pacheco en el mes de enero sobre el cultivo de pimiento en Murcia. Es conveniente echarle un vistazo porque la mayoría de los problemas son comunes a nuestros pimientos. Se habla del control de las enfermedades del suelo, de calefacción pasiva, control integrado, etc. Jornada.
Por otro lado también está publicada la ficha técnica sobre sublimadores de azufre. Sublimadores.

miércoles, 1 de abril de 2015

Pacto entre caballeros

Seguro que alguno recordáis este post. En el que insinuaba que un ataque de Didymella muy homogéneamente distribuido podría venir de un semillero. Ya se lo que muchos pensáis de los semilleros, pero al cesar lo que es del cesar. En este caso el semillero aceptó que el problema se podía haber originado en sus instalaciones y ha logrado que el agricultor se sienta satisfecho con el trato que le han ofrecido. Creo que hay algunas personas más implicadas y que también están de acuerdo en el trato. Yo no voy ha ofrecer ninguna información sobre el acuerdo porque eso solo incumbe a los afectados pero me alegra ver que los problemas se pueden solucionar  conforme a todas las partes implicadas. No todo van a ser malas noticias, que las hay.
  

lunes, 30 de marzo de 2015

Si. Este año hay más virus en los melones

Aunque el año pasado las plantas infectadas se contaban con los dedos de la mano en una finca, este año veo muchas más. La razón la desconozco. puede que los calabacinos se hayan aguantado más tiempo pero solo es una hipótesis. El caso es que veo incluso fincas con el 20 % de las plantas infectadas. Si esto sigue a este ritmo los próximos años pueden ser tremendos. La suerte es que las plantas se distinguen bien y la comercialización no debe verse afectada. Los melones sanos se notan fácilmente.











miércoles, 25 de marzo de 2015

Dobles techos: en resumen

En este blog se han escrito varios post sobre dobles techos y por varios autores. Pero ahora sale esta publicación de Entomofílico en los documentos técnicos de Cajamar donde se desarrolla el tema de forma compacta y resumida. Aquí lo podeis descargar: Sistemas pasivos de climatización en tiempos frios: Dobles techos. !Que aproveche¡

domingo, 22 de marzo de 2015

Sandías rajadas y flores hermafroditas

Llevamos un inicio de cuaje de sandías muy complicado... El mes de marzo está siendo criminal, y no solo por los días nublados y lluviosos -que no dejan trabajar a las abejas- y las nieblas -que no permiten un buen prendimiento del polen, aunque trabajen las polinizadoras-; a estas dificultades hay que sumar la aparición en los cultivos en pleno cuaje de frutos recién cuajados que -como los de la primera foto- rajan cuando aún no han alcanzado el tamaño de un huevo de gallina. Estos frutos provocan el desconcierto y generan teorías peregrinas, ampliamente comentadas en los corrillos de medio campo.
Pero si se mira con atención a estos frutos, la causa del rajado es evidente: los frutos que rajan proceden de flores hermafroditas. Como podéis ver en la segunda foto -que muestra en detalle el extremo distal de uno de los frutos- junto a los pistilos y estigmas de una flor femenina aparecen los estambres típicos de una masculina, si bien es cierto que las anteras son casi vestigiales e incapaces de producir polen. Es bien sabido que las variedades comerciales de sandía tienen flores machos y hembras, así que la aparición de estas flores hermafroditas es un accidente, derivado de un problema fisiológico. Los frutillos de sandía que se rajan en nuestros invernaderos son insalvables; estaban condenados desde antes de que una abeja cargada de polen pasara por la flor. Las causas últimas de la aparición de este problema derivan de una alteración del equilibrio hormonal de la yema floral -localizada en los cogollos de nuestras plantas- inducida por las condiciones climáticas. Tratemos de desentrañar el misterio...
En las cucurbitáceas la regulación del sexo de la flor depende principalmente del etileno, que suele inducir la formación de flores femeninas, no nos faltan ejemplos de ello. Los porros a base de auxinas típicos del calabacin -además de inducir la partenocarpia en las flores desarrolladas- generan un aumento de la síntesis de etileno que -además de marear a la planta- induce la diferenciación de nuevas flores femeninas. Por el contrario en la mejora y producción de semillas de pepino es necesario inducir la emisión de flores masculinas en el parental macho, para lo que se utilizan diversos inhibidores del etileno -como el nitrato de plata o el AVG-. Sin embargo, en sandía la cosa no estaba tan clara, pues la aplicación de etileno aumentaba el número de flores macho... Fruto de una investigación de la UAL -concretamente del grupo de mi admirado profesor Jamilena- el año pasado se publicó un trabajo que arroja luz sobre el asunto -ver aquí-. Parece ser que el etileno juega dos papeles distintos en la sandía; por un lado una producción alta en la planta aumenta el número de flores macho, pero por otra parte es necesario un alto contenido de etileno en los tejidos de la flor hembra, así que si no se alcanzan estas concentraciones aparecen flores hermafroditas que incluso pueden llegar a mostrar estambres viables. La aparición de flores hermafroditas coincidió siempre con temperaturas muy elevadas, que hicieron disminuir la actividad de la planta y con ella la producción de etileno del ápice.
Habrá quién piense que no es precisamente calor lo que hizo en nuestros invernaderos de sandía a primeros de marzo, cuando comenzaron a formarse esas flores... Pues depende, porque un invernadero cerrado durante el día -tratando de acumular calor- puede calentarse bastante, lo que combinado con los saltos térmicos brutales no les sienta nada bien a nuestras plantas. Y a las pruebas me remito; en la última imagen están las temperaturas de los últimos días de la primera semana de marzo en el invernadero donde aparecieron los frutos de las fotos anteriores; pasamos de tener saltos térmicos de unos 12ºC a saltos de 25ºC. Quizás las temperaturas no fueran demasiado elevadas durante el día, pero los días muy soleados y las noches rasas muy frías no son una buena combinación para la actividad de planta... Y parece ser que tampoco para la producción de etileno en el ápice, donde se forman nuestras deseadas flores hembra.

jueves, 19 de marzo de 2015

CALIDAD DEL AGUA DE RIEGO

El Laboratorio de Salinidad de Riverside en California, a propuesta de Richards (1956) estableció unos parámetros para la clasificación de las aguas de riego que han sido utilizados por muchos años en todo el mundo. Básicamente, y de manera simplificada, para la catalogación de las aguas destinadas al riego, se tenía en cuenta por un lado su conductividad eléctrica para valorar la posible salinización del suelo y su pérdida de productividad y por otro lado se calculaba el SAR (Sodium Adsorption Ratio) del agua de riego para valorar el efecto negativo del exceso de sodio sobre las propiedades físicas (pérdida de permeabilidad o infiltración) y/o químicas (aumento del pH o alcanilización) del suelo. Estas directrices, que eran muy restrictivas para valorar el riesgo de salinización, fueron revisadas en 1972 con los nuevos parámetros de Conductividad Eléctrica mostrados en el diagrama en fondo amarillo. Esta revisión fue incompleta puesto que no corregía el desajuste en la valoración del riesgo de sodificación al no correlacionarlo con los efectos de mejora que producen las altas conductividades sobre este parámetro. Actualmente se desaconseja totalmente valorar las aguas de riego utilizando estas directrices y es recomendable, para profundizar en este aspecto, revisar el artículo de M. Olias, J.C. Cerón y I. Fernández “Sobre la utilización de la clasificación de las aguas de riego del U.S. Laboratory Salinity (USLS) en Geogaceta nº 37 (2005) paginas 111-113.

En 1976 se publican las Directrices de la FAO en “Calidad del Agua de Riego para la Agricultura” en el nº 29 de la Serie Riego y Drenaje por Ayers y Westcot. En estas directrices los parámetros de salinidad mantienen valores muy parecidos a los contemplados por el USLS en su revisión de 1972. Los cambios más importantes se producen al valorar el riesgo de las altas concentraciones de sodio sobre las propiedades físicas y químicas del suelo. Ahora no se habla de sodicidad o alcalinización sino de permeabilidad. Se introduce el concepto de SAR ajustado que, además de las relaciones entre las concentraciones de sodio, calcio y magnesio, tiene también en cuenta los contenidos de carbonatos y bicarbonatos, la CE del agua de riego y el tipo de arcilla predominante en el suelo al que se aplicará el agua. Aunque con estas directrices se mejoró notablemente la valoración de la calidad del agua para el riego en agricultura también era evidente lo farragoso del cálculo del SAR ajustado y la dificultad para el conocimiento del contenido de los distintos tipos de arcillas presentes en el suelo.

Estudios posteriores permitieron simplificar la valoración de la calidad del agua de riego para la agricultura. Las directrices mencionadas anteriormente fueron revisadas por los mismos autores en 1985 y se reimprimieron en 1989 y 1994 en la misma publicación, es decir, el nº 29 de la Serie Riego y Drenaje “Calidad del Agua para la Agricultura”. Estas directrices se mantienen en vigor y de momento no han sido revisadas ni modificadas por la FAO. En ellas permanecen los mismos criterios sobre los problemas de salinización. Se cambia la denominación de “permeabilidad” por la de “infiltración”. Recordar que la infiltración se refiere a la entrada de agua en el suelo (velocidad o tasa de infiltración) mientras que la permeabilidad se refiere mas bien a la percolación del agua infiltrada a través del suelo. En estas nuevas directrices se retoma el concepto de SAR en combinación exclusivamente con la CE del agua. Las directrices contemplan que cuando se prevean problemas importantes de infiltración se puede emplear el método del SAR ajustado. La publicación mencionada hace referencia pormenorizada y exhaustiva de todos y cada uno de los aspectos que se están mencionando. El cuadro mostrado es solo un resumen de las directrices. He querido resaltar en este cuadro la mención expresa referente a la toxicidad potencial para algunos iones específicos. Si nos fijamos, para el cloro y el sodio, queda perfectamente aclarado que la mayoría de los cultivos anuales (hortícolas) no son sensibles a dicha toxicidad y que las altas concentraciones de estos iones, que el agua de riego pueda tener, deben de ser valoradas desde el punto de vista del aumento de la CE que producirán en el suelo y por lo tanto la disminución de rendimiento que ello conlleva.


En este otro cuadro se muestra la representación gráfica de los valores numéricos mostrados en el anterior. Se aprecia claramente como aguas de altas conductividades soportan mayores valores de SAR sin pérdida apreciable de su capacidad de infiltración. Por ejemplo, un valor de SAR de 10 sería muy problemático para un agua de riego de una CE por debajo de 0,5 dS/m mientras que si el agua tuviera una CE de 3,0 dS/m no se esperaría en el suelo ningún tipo de problema relacionado con su capacidad de infiltración.

Por cierto, es frecuente encontrarse  análisis de disoluciones nutritivas de suelos (extractos de la pasta saturada) o de sondas de succión, en los que aparece el valor del SAR. El SAR solo está estudiado y valorado como un parámetro de las aguas de riego para predecir su posible incidencia en la capacidad de infiltración del agua de riego. Por lo tanto no tiene sentido ni debe de ser utilizado este parámetro fuera de su contexto.

En una próxima entrada hablaremos de la relación entre las características del agua de riego y el suelo y de como minimizar los efectos negativos sobre el suelo y/o los rendimientos de las cosechas de aquellas aguas consideradas de dudosa calidad.

domingo, 15 de marzo de 2015

Hic sunt dracones--Madre tierra

En la edad media, cuando el conocimiento de la geografía no era muy bueno, los cartógrafos se cuidaban de advertir, en los mapas algunas zonas especialmente peligrosas o desconocidas con la frase que da título al post: Aquí hay dragones. Viene a cuento por la tendencia en la agricultura (agricultores) de adentrarse en territorios un tanto desconocidos o, al menos, no bien asentados. Ese territorio borroso es donde se están internando al cultivar con la técnica conocida en el extranjero como "Effective microorganisms", en castellano "microorganismos efectivos". Aquí ahora son la revolución prometida, no se necesita desinfectar ni abonar. Solo gastarte unos 4000 euros por Ha, con pago anticipado, y cada semana te dan unos sobres de microorganismos que se vierten en la balsa. ¿Y que microorganismos son? Lactobacillus casei, muy abundante en los humanos; Rhodopseudomonas palustris, muy abundante en la naturaleza más podrida; y levadura de cerveza Saccharomyces cerevisiae; más algunos otros que no dicen.
Yo en principio no me mojo sobre su funcionamiento, ya se verá. Pero en un artículo publicado por su inventor (Teruo Higa) con un especialista en microbiología del suelo (James F. Parr) uno de los inconvenientes que encuentran es:  "the main limitation...is the problem of reproducibility and lack of consistent results." El artículo es este.
O sea problemas de reproducción de resultados consistentes. Sin embargo han creado una empresa multinacional para propagar la buena nueva por el orbe.
trabajando en ecológico, u agricultura orgánica puede ser una opción. En agricultura tradicional como la nuestra, hay que verlo.
 Ya está aquí el verano
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...