Actividades

lunes, 16 de abril de 2018

Berenjena---Phytophthora

A la berenjena también le afecta Phytophthora capsici o por lo menos eso dicen estos:

Phytophthora en berenjena

Ya otro día haré un póster más completo y en castellano.

sábado, 24 de marzo de 2018

A por ellos!! dicen

Llevo años sin meterme en estos asuntos, pero esto es un poco cabreante. Nos están machacando pero también tenemos. Son finos van a por el consumidor. Pero a ver si los ayuntamientos y productores se dan cuenta de la importancia de mantener el campo limpio porque cualquiera puede venir a destriparnos. Y luego nos quejamos de los que son muy mijicas, pues esos dominan el planeta en las ciudades. Ni siquiera me voy a meter con las trolas que cuentan porque eso al que ve el vídeo le da igual.
Y los medios nacionales se hacen eco y así vamos.



jueves, 8 de marzo de 2018

Algunos problemillas de las plantas pequeñas de melón

No hablamos del virus Nueva Delhi.
1-Afogarado: Algunas plántulas mueren al poco de ponerlas, normalmente en fincas donde se han picado las matas de pimiento, porque la producción de ion amonio por la descomposición de la materia fresca las quema. Cuando se analizan no se encuentran rastros de ningún patógeno. Se reponen y ya está.
2-Larvas de moscas esciáridas. Se observan en el cuello, con lupa, bocados y galerías que pueden ser muy pequeñas. La raíz puede estar completamente sana. Venenos fuertes reforzados con ciromazina porque son dípteros.
3-Didymella bryonae: De cuello para arriba, mancha aceitosa que descompone los tejidos, con lupa se pueden ver picnidios negros. Grave en tiempos húmedos.

4-Grietas en el cuello. Si no se infectan con algún hongo no son problemáticas, se observan gotas de savia rojizas. Es fisiológico.
5-Phytophthora: Se van de cuello y se ven tanto cuello como raíz destruidos, los haces vasculares pueden estar necrosados o no. Enfermedad grave. Evitar exceso de riego. En esta planta además se ve micofarela en el tallo.

6- Moteados necróticos finos en las hojas. Puede parecer mildew pero lo común es que sean quemaduras del sol y el agua. No son problemáticos.
7-Batatilla. La infección por nematodos es muy conocida pero a veces pasa desapercibida. Hay que sospechar cuando se retrasa el desarrollo o cuando se marean un poco cuando sale el sol. Solo hay que escarbar.

miércoles, 24 de enero de 2018

El experimento clásico del Doctor Pimentel (1968)

Durante tres años este ecólogo mantuvo poblaciones paralelas de mosca común y su parasitoide Nasonia vitripennis en en dos jaulas.
En la primera jaula introducía pupas de mosca nuevas y sacaba las que sobrevivian al ataque del parasitoide, en tanto que los parasitoides y su progenie permanecían siempre en la jaula.
En la segunda tanto la mosca como el parasitoide permanecían en la jaula.
El resultado fue que cuando tenían ocasión de evolucionar la mosca se adaptaba al parasitismo de la avispa y se mantenían poblaciones bajas de parasitoides porque bajaba la fecundidad y el número de huevos.
En la jaula donde la mosca no tenía posibilidad de evolucionar aparecían ciclos de depredador y presa.
Las relaciones en la fauna auxiliar son más complicadas de lo que parecen en un principio.


martes, 19 de diciembre de 2017

Descubrimiento del virus de la cuchara

En 1959, al entonces ministro de agricultura de Israel se le ocurrió, que los agricultores del valle del Jordán, sustituyeran un tomate conocido pero de poca duración en poscosecha como era el Marmande, por otro de más larga vida, el Money Maker, porque era mejor para la exportación.
Un mes después del trasplante (agosto), la mayoría de las plantas de la región estaban afectadas por una enfermedad de etiología desconocida. Los síntomas incluían enanismo, tallos rectos y hojas pequeñas y deformadas.
Las hojas que aparecian inmediatamente después de la infección tenían forma de cuchara hacia abajo y presentaban clorosis en estrías y enrollamiento de los bordes. Las plantas infectadas apenan producían frutos comerciales.
Al principio los agricultores culparon al cambio de variedad y pidieron compensación por ello al ministro.
Los muestreos en el campo mostraron una gran devastación y además poblaciones numerosísimas de mosca blanca. La enorme cantidad de mosca se había desarrollado en los contiguos campos de algodón que se estaba cultivando por primera vez en Israel a escala comercial.
Se sospechó de la mosca como transmisora de la enfermedad y se confirmó en ensayos de laboratorio. También se vio que ambas variedades de tomate eran igual de susceptibles a la enfermedad.
El virus fue denominado Tomato yellow leaf curl virus (TYLCV) por el profesor I. Harpaz de la Hebrew University.
Luego se encontró que una enfermedad similar ya se había observado en la región desde 1929 y otros años posteriores. Los repuntes de la enfermedad siempre habían ido acompañados de poblaciones numerosas de mosca blanca.
No fue hasta 1980 que no se observó la naturaleza gemela de la cápside y el virus no se aisló hasta 1988.
Esta historia la cuentan S. Cohen y M. Lapidot en un libro sobre el TYLCV de 2007.
Como bien saben los investigadores de La Mayora ya son al menos 57 virus de la cuchara los que se han encontrado, entre ellos el famoso Nueva Dehli.  

jueves, 14 de diciembre de 2017

Lamuyo

¿A que llamamos lamuyo?
Por definición un pimiento lamuyo es un fruto de tipo cuadrangular de dimensiones mínimas dos veces más largo que ancho.
¿Cual es su origen?
La variedad Lamuyo, de la que toma nombre el tipo, fue la primera variedad híbrida de pimiento en el mundo. Y su desarrollo estuvo a cargo del INRA francés.
Los parentales de este híbrido desarrollado en 1969 y comercializado en 1973 son, lógicamente, dos:
1- Por un lado un pimiento de tipo morrón de una variedad local francesa Carré des Lagnes.
2-El primer pimiento tipo california que mereció tal nombre y que era una variedad pura, Yolo Wonder, nombrado por el condado de Yolo en aquél estado americano. Esta variedad era comercializada por Cambell´s Soup Company desde 1952.
La segunda variedad híbrida en aparecer fue otro mito: el pimiento Gedeón.
A partir de aquí ya ha habido muchas más como es sabido.
Por último, la variedad Lamuyo original todavía es producida  y comercializada por Vilmorín.
La de la foto es una variedad actual.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Raíces

En 1927 John E. Weaver, un botánico americano de la Universidad  de Nebraska completó un ambicioso proyecto. Con la ayuda de su equipo se dedico a ilustrar el desarrollo radicular de 34 cultivos hortícolas. Para ello excavaron hasta un metro y medio de profundidad en cada cultivo y dibujaron pacientemente las raíces de esos cultivos. De cada especie estudiada se utilizaron tres individuos y se escarbaron a las dos semanas, seis semanas y dos meses.
Los dibujos se hicieron en el campo sobre una gran lámina de papel a escala natural, primero con lápiz y, una vez en el laboratorio, con tinta china.
Para quien quiera ver este trabajo este es el enlace. Ahí están todos los dibujos.
En la imagen una raíz de tomat
e de dos meses.   

lunes, 27 de noviembre de 2017

Fósforo--We are still alive

¿Tenemos tanto fósforo en el suelo como se dice?
"En zonas como el Poniente Almeriense los abonados de fondo en forma de superfosfato de cal se aproximan a los 500 kg/Ha/año. En el abonado de cobertera se aporta entre 3.3-5 L de ácido fosfórico del 75 % por Ha y riego, equivalente a 1.0-1.5 me/L. En estos casos los valores que se suelen obtener por el método Olsen oscilan entre 50-150 mg/kg de suelo, valores más que suficientes e incluso excesivos para cualquier cultivo hortícola"
Esto decía el libro de A. Casas (Casas y Casas, 1999). Seguramente tiene razón. Pero como la vega de Adra es muy diversa en tipos de suelo, me he molestado en comprobarlo.
  He cogido los análisis de suelo que tenía a mano y utilizando las referencias proporcionadas por López y López en su libro de El diagnóstico de suelos y plantas he hecho una gráfica con los datos.
(López y López, 1990).
Las lineas horizontales de la gráfica muestran los valores mínimo de los valores medios (35) y el mínimo de los valores considerados altos (70).

Se ve claramente que la diversidad de suelos se refleja también en la diversidad de valores de la cantidad de fósforo (Olsen, no he incluido extracciones por métodos distintos).  Los valores fluctúan desde un mínimo de cero, que no puede ser más mínimo, hasta un máximo de más de 800. Aunque hay que decir que Casas tenía razón y la cantidad de fósforo en esta vega es, mayoritariamente clasificada como alta.
  

martes, 3 de enero de 2017

NOS MUDAMOS

Por una serie de razones tecnológicas, Homo Agrícola cambia de ubicación digital.
La nueva direccion es  esta
Alli esperamos vuestros comentarios.
Nos vemos por los campos...

viernes, 25 de noviembre de 2016

El nitrógeno también es complicado

De siempre ha sido el nitrógeno el abono limitante en los cultivos. Hasta el advenimiento de los abonos químicos. Durante los últimos años la comprensión sobre la absorción de este elemento por las plantas ha experimentado un gran avance. Quién no recuerda cuando se decía que el amonio era lento y el nitrato rápido. Podría ser pero por razones distintas a la necesidad de nitrificación del ión amonio. Cuando el amonio tiene acceso a la raíz es rapidamente absorbido y metabolizado. La adquisición de amonio y nitrato por la planta está más o menos clara hasta el nivel molecular y genético. Pero ¿y la absorción de nitrógeno orgánico? En este tema hay muchas más dudas y como esto tiene impacto económico yo no me voy a pronunciar hasta que se vea claro. Para que se haga la gente una idea pongo una tabla donde analizando se pueden ver cosas que no voy a hacer explícitas. Una información más completa se uede ver en aquí que es de donde he sacado los gráficos. Hay bibliografía más moderna pero no más clara.
A efectos prácticos si hay una cosa clara, el nitrógeno nítrico se lixivia fácil, y ahora después de las lluvias se comprobará en algunos invernaderos planos. Pero eso también lo dice la tabla.


lunes, 14 de noviembre de 2016

Paraleyrodes minei. Una golondrina no hace un verano...

La semana pasada Aguilera publicó un post en el que anunciaba la aparición de otra mosca blanca en pimiento, concretamente Paraleyrodes minei. Con lo que los agricultores y técnicos almerienses sufrimos cada año para controlar a la mosca blanca del tabaco (nuestro archienemigo Bemisia tabaci) es normal que a más de uno se le hayan abierto las carnes con la noticia; pero lo cierto es que esta especie ni es tan nueva ni en principio parece tan peligrosa... De hecho, ya fue observada en cultivos de pimiento en el Poniente en el año 2008 y presentada en una de las Jornadas de Transferencia de la Fundación Cajamar, junto con otras plagas que aparecieron aquel año y que rápidamente cobraron gran importancia. Sin ir más lejos, en aquellas charlas se habló por primera vez de la cochinilla algodonosa de las solanáceas –la Phenacoccus solani que nos trajo por la calle de la amargura antes de la aparición del Movento– y de una mosca entonces desconocida que luego resulto ser nada más y nada menos que Atherigona orientalis.  El caso es que ocho años después vuelvo a saber de esta mosca blanca (y estoy seguro que entre medias algún otro caso habrá pasado desapercibido) así que no está de más rescatar algunas fotos de mi archivo y describirla con más profundidad; a fin de cuentas, siempre es útil conocer a uno de nuestros enemigos, aunque a primera vista no parezca demasiado peligroso.
Paraleirodes minei está considerada como una plaga menor en cítricos, aunque también aparece en otros frutales y, como hemos podido comprobar, en cultivos de pimiento. En vez de aparecer con una distribución general –como las moscas blancas a las que estamos acostumbrados– desarrolla colonias dispersas por el cultivo, presentando una distribución similar a la de los pulgones. Como podéis ver en la primera imagen, a primera vista es fácil confundir sus colonias con un ataque fúngico (siempre me la han descrito como "una ceniza rara") Sin embargo, una observación más detallada de las hojas delatará la presencia en ellas de una típica mosca blanca; eso sí, de mayor tamaño que Bemisia tabaci y mucho menos activa.
Las estructuras filamentosas de color blanco –que pueden confundirse fácilmente con el micelio de un oidio– son en realidad unas enormes quetas o pelos que presentan las pupas de las moscas blancas filamentosas. Como podéis ver en la primera foto de la segunda imagen, las ninfas más jóvenes de Paraleyrodes minei no tienen pelos, aunque si una corona lateral de pequeñas quetas muy marcadas; sin embargo las ninfas avanzadas van desarrollando una serie de enormes quetas blancas que llegan a rodear totalmente a la pupa (para tomar la quinta foto tuve que romper la capa de quetas que la cubría) Cuando emerge el adulto rompe la parte central de esta cubierta, quedando el exuvio rodeado de fragmentos de blancas quetas que recuerdan vagamente al nido de un pájaro.
Como podéis ver en la última imagen, es habitual que las hembras adultas aprovechen estos exuvios para que sus huevos estén más protegidos. Pero en realidad esta especie, como cualquier otra mosca blanca decente, coloca sus huevos cubiertos de una pelusa de escamas céreas segregadas por la propia hembra (las mismas que cubren el cuerpo del adulto) muy abundante en puestas de hembras jóvenes y casi inexistente en las realizadas por hembras al final de su vida. Los huevos están sujetos a la superficie vegetal por un pequeño filamento, que es detalle muy característico de esta especie.
A pesar de que no se conocen insectos auxiliares contra esta especie, personalmente creo que no tendremos problemas graves con esta mosca blanca en nuestros pimientos con control integrado... Sinceramente creo que jamás pasará de simple anécdota; como dice el refrán: "una golondrina no hace un verano".

lunes, 7 de noviembre de 2016

Paraleyrodes minei en pimiento. Otra mosca blanca más

Esta especie es propia de cítricos aunque ataca otras especies. Apareció en Malaga por vez primera en España en 1992. Se podría confundir con P. persicae pero esta especie es de aguacates. Es muy llamativa la forma de los nidos que hace con las fibras de cera. En el invernadero que la he encontrado había una zona atacada y varias plantas tenían unas cuantas hojas como si tuviesen ceniza, con la lupa se aprecia bién la mosca blanca en medio del nido.

jueves, 3 de noviembre de 2016

Pocos pimientos veo...

Con el trajín de este mes seguramente los almacenes estén llenos de pimientos. Pues que no se hagan ilusiones que este mes pasado anormalmente cálido va  a venir con rebajas. Tendrán ventaja los sitios más frescos sobre los más cálidos. Las variedades más tempranas sobre las más tardías. Pero que difícil es luchar contra las mínimas elevadas. Solo cabe esperar que noviembre no sea tan malo y
permita el cuaje de algunos kilillos más en la parte de arriba. También se ha dificultado el cuaje en la berenjena, pero eso con hormonas se puede paliar algo.
Arriba temperatura en un invernadero en 2015.
Debajo la tyemperatura en el mismo invernadero pero este año.

martes, 18 de octubre de 2016

Y esta rata quien la mata

Un demonio del mundo antiguo. Este rival os supera a todos.
Tres años sin poder decir ni pio y las cosas no mejoran

domingo, 9 de octubre de 2016

¿Difícil?.....difícil es esto

Una textura franco limosa, más limosa que franca.
La capcidad de intercambio cationico muy limitada de poquísimo más de cuatro y el complejo de cambio ocupado principalmente por sodio. La conductividad del suelo por las nubes.
La solución del suelo presenta valores regulares nada más con los iones importantes para la planta en niveles bajos. Lo que se llama un suelo "enmayao".
Pues así hay que criar pimientos.
Manteniendo el sombreo bastante se ha conseguido evitar la peseta.
En algunos rodales no conseguimos un desarrollo adecuado.
Y las quemaduras suelen ser comunes.
Pero vamos que aún estamos muy lejos del potencial productivo de las plantas en condiciones normales. Se hace lo que se puede.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...